Páginas vistas en total

lunes, 1 de abril de 2013

Análisis del Súper Clásico

Crónica del Guadalajara 0-2 América

Por: Christian Espinosa Fragoso

Deja preocupaciones latentes esta edición del Clásico, para Chivas por las lesiones de tres de sus piezas fundamentales y para el cuadro americanista el verse superados e inoperantes durante los primeros 40 minutos del partido. Creo lo más rescatable es el canterano águila Raul Jiménez, quien con dos cabezazos definió el partido y demostró tener los tamaños para hacer la diferencia en la ofensiva de los capitalinos.

Desde el arranque el Guadalajara mostró mayor ahínco y empuje por atacar, una buena atajada de Muñoz y una que deja ir Sabah tras una jugada del “Chapito” Sánchez a los 5 minutos ponían nervioso al “Piojo” y a la poca afición azulcrema que se dio cita en el Omnilife. La media cancha de los visitantes estuvo perdida todo el primer tiempo, Molina como escudo, Martínez y Medina como generadores no podían contener la dinámica de Luis Pérez, Fabián, “Chapito” y de Miguel Ponce.

Vino el torbellino de las lesiones: primero el Chatón pasando los 10 minutos y luego Reynoso a los 25 minutos -que evidenciaron la mala decisión de alinearlo por parte de Galindo, cuando no entrenó a lo largo de la semana con el grupo.

Además de los infortunios por las lesiones llegó la doble amarilla para el "Cherokee" Pérez; rigoristamente Peñaloza le lo mandó a bañar en una jugada donde persigue un despeje y forcejea con Benítez. Con la roja a cuestas y con un Benjamín Galindo sin armas para modificar a sus pupilos, los rojiblancos perdieron gradualmente el manejo del partido pero seguían siendo más que América. Las reclamaciones de los locales ante el cuerpo arbitral no se hicieron esperar tras el pésimo manejo de partido del nazareno al abaratar las tarjetas preventivas.

Obligado a ir al frente para el complemento, el cuadro de Coapa encontró muchos espacios y el “Chucho” dio el primer aviso al chanflear un disparo de fuera del área que desvió Luis Michel a córner.
El vendaval de los amarillos no se hizo esperar aunque la falla en las decisiones finales ahogaba el grito de gol. Fue en un tiro de esquina a los 6 minutos de haberse iniciado el complemento que Molina y Martínez cobraron en corto cuando el nueve americanista conectó con la testa el servicio y dejó inalcanzable la esférica para el cancerbero tapatío.

Marco Fabián que ya se había resentido en la primera parte de un tobillo, se echó al suelo para colgar los botines y efectuar el tercer cambio obligado y prácticamente sepultar cualquier reacción rojiblanca. La insistencia americanista no cesó y fue más consistente con la entrada de Sambueza, ya que una jugada que él se fabrica por la izquierda puso el segundo tanto en la cuenta de Jiménez y en la frente de Chivas, el argentino le puso un centro medido y el juvenil mexicano sin mucha fuerza batió a Michel que alcanzó a manotear el balón pero éste termino meciendo entrando por la línea de gol.

Los momentos finales del partido fueron de absoluto dominio del visitante, el cuadro de Herrera pudo acrecentar el marcador pero careció en la definición. 

Tras este resultado los emplumados se aferran al tercer puesto de la general y pintan firmes para la Liguilla, mientras que el conjunto del “Maestro” salió de los ocho mejores y deberá pelear en la mitad de la tabla con varios equipos en este cierre de torneo.



Para leer el análisis del resto de la jornada 12, da click aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario