Páginas vistas en total

miércoles, 7 de mayo de 2014

EQUIPOS UNIVERSITARIOS EN PRIMERA DIVISIÓN


En 1962, la UNAM fue el primer equipo universitario en alcanzar el máximo circuito. Lo hizo tras coronarse campeón de la Segunda División, superando por dos puntos al Ciudad Madero y al Poza Rica. Tendrían que pasar 12 años más para que otros clubes de origen estudiantil se le unieran.


La final de ascenso de la temporada 73-74 la jugaron los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León y los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara. Triunfaron los regios, 3-2 en el marcador global, lo que automáticamente les daba un lugar en el máximo circuito. Sin embargo, los tapatíos no se quedarían con los brazos cruzados y, aprovechando la mala situación de los “Diablos Blancos” de Torreón, compraron su franquicia y lograron de esta manera obtener su lugar en la primera categoría de nuestro futbol.


Ese mismo año se acordó aumentar la cantidad de equipos de cara a la temporada siguiente (74-75) y así, fueron invitados al máximo circuito el Unión de Curtidores y los Pumas de la Universidad de San Luis. Con esto parecía que el número de equipos universitarios en primera crecería de golpe de uno a cuatro, sin embargo, la cifra de escuadras estudiantiles finalmente se quedó en tres, pues los Pumas de la Universidad de San Luis no fueron aceptados con ese nombre (a la UNAM no le pareció que usurparan su apelativo) y, finalmente lo cambiaron por el de “Cachorros del Atlético Potosino”.


Un año más tarde ascendieron los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara tras superar a Irapuato 1-0 en la final de la Segunda División. Ahora sí, a partir de la 75-76 y hasta la 86-87, contaríamos con cuatro equipos estudiantiles en el máximo circuito: Pumas, Tigres, Leones y Tecos.


En 1987, los Correcaminos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas alcanzaron su lugar en primera tras una cardiaca serie de penales ante otra escuadra universitaria, la Universidad Autónoma de Querétaro, convirtiéndose en el quinto equipo universitario en alcanzar la máxima categoría.


Cabe decir también que en 1993, logró el ascenso la Universidad Tecnológica de Neza, pero al momento de tomar su lugar en primera pasó lo mismo que con el Potosino, olvidó sus raíces universitarias y tomo por nombre: “Toros Neza“.


Con el quinteto ya mencionado, las universidades del país estarían representadas futbolísticamente, hasta que al final de la campaña 93-94, la U de G desapareció. Un año después, Correcaminos perdió la categoría y al siguiente lo hizo Tigres, con, lo que de cara al primer torneo corto: el Invierno 96, sólo quedaban dos equipos universitarios en primera: Pumas y Tecos. Pero apenas un año después regresó la UANL, y otra vez, las escuadras estudiantiles volvieron a ser tres. Esta situación duró hasta el reciente Clausura 2012, en que la Autónoma de Guadalajara descendió.


No obstante, al finalizar el período 2013-2014, disputaron el ascenso dos clubes que representan instituciones educativas: Leones Negros y Estudiantes Tecos (aunque este último ahora es propiedad de Grupo Pachuca), y tras un empate a 1 en el marcador global, la Universidad de Guadalajara consiguió el ascenso a través de los penales, por lo que a partir del Apertura 2014, la Primera División de México contó otra vez con 3 equipos representantes de casas de estudios a nivel superior: La UNAM, la UANL y la U. de G.; tristemente para los "melenudos", el descenso los alcanzó a tan sòlo un año de su regreso. Tendrían que pasar 2 años para que debutara otro equipo universitario en el máximo circuito.


Contra todo pronóstico, los Lobos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, cual guión de película hollywoodense, se alzaron con el título del torneo de Clausura 2017 tras derrotar a los Bravos de Cd. Juárez; lo cual le otorgó a los licántropos el derecho a jugar la final de ascenso ante el campeón del Apertura 2016: Dorados de Sinaloa. Tras ganar por la mínima en su Estadio, el Universitario de la BUAP, un trepidante empate a 2 en Culiacán le permitió a los dirigidos por Rafael Puente Jr. acceder por primera vez en su historia al máximo circuito, convirtiéndose de paso en el sexto club universitario en lograrlo.

Todo parece indicar que para el próximo torneo (Apertura 2017) tendremos de nueva cuenta 3 clubes con raíces universitarias; mientras que en el Ascenso universidades como la UAEM en Toluca o las ya mencionadas UAT y U de G esperan poder ocupar pronto un lugar en esta lista.

6 comentarios:

  1. Ya me harto mediotiempo y demas medios deportivos y me encuentro con esta joya, me gusto mucho el blog...

    Hola soy de Guadalajara y a pesar de que soy aficionado del Atlas me da bastante gusto que se disputen el derecho a Ascenso los equipos universitarios de la perla tapatía. Quisiera que UdeG logre la categoría ya que los Estudiantes no tiene un futuro alentador... causa, la multipropiedad esto de que Tecos sea un equipo no muy popular en el estado da la posibilidad de que se lo lleven a otro lugar de república, se decía de que no ascendiera los UAG este torneo seria vendido a Colima o Nayarit como interesados, no veo por que no hagan esto una vez ascendido. Las interrogantes son muchas pero este sábado sabremos que equipo ocupa el lugar de Atlante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya comentó Camazotz, ¡muchas gracias por tus comentarios! Y sí, Guadalajara recupera además las 3 plazas, número que tuvo desde 1994 y hasta el Clausura 2012.

      Eliminar
    2. A hora a ver que hacen con el Teco, lastima ya que es un buen estadio y gente aunque poca muy leal...

      Eliminar
  2. ¡Muchas gracias por tus palabras! ¡Tu deseo se cumplió! Leones Negros es de Primera.

    ResponderEliminar