Páginas vistas en total

lunes, 7 de mayo de 2018

LAS VECES QUE SE HA SUSPENDIDO EL DESCENSO





El descenso fue instituido en el futbol mexicano a partir de la temporada 50-51, cuando fue creada la Segunda División. El primer equipo en perder la categoría fue el San Sebastián de León, mientras que el primer ascendido fue el ZacatepecLos primeros cuatro años, el ascenso-descenso se efectuó sin contratiempos. Se fue Veracruz, llegó la La Piedad, se fue La Piedad y subió Toluca, se fue el Atlas y llegó Irapuato

En 1955, sin embargo, se acordó aumentar el número de equipos de 12 a 14, y así, los dos últimos del torneo: Marte y Atlante, jugarían junto con el Cuautla, el Zamora y el Querétaro, por tres lugares en la Primera División. Atlante sumó 7 puntos, Zamora  y Cuautla 4, mientras que el Marte, 3 (que un año antes había sido campeón) y el Querétaro, 2, se quedaron sin posibilidades de jugar en siguiente año en el máximo circuito.

Después de este aumento de equipos, el descenso se mantuvo inalterado hasta 1964 cuando, otra vez con la idea de aumentar equipos en Primera División, se decidió que el último equipo del torneo 63-64, Nacional de Guadalajara, no cayera automáticamente a Segunda División, sino que jugara una liguilla con tres equipos de la categoría inferior: el Poza Rica, el Veracruz y el Ciudad Madero. Los “Pericos” y los “Tiburones Rojos” fueron los dos que consiguieron más puntos. Así, en efecto se canceló el descenso en esta ocasión.

Pasarían seis años más de ascensos y descensos regulares, hasta que al final del torneo México 70 se decidió aumentar de 16 a 18 los conjuntos del máximo circuito. El último equipo del torneo, el Oro, se mantuvo sin jugar liguillas ni promoción (aunque a final de cuentas sería rebautizado como Jalisco). Ascendió el Zacatepec y, tras ganar una liguilla contra Naucalpan, Curtidores y Nacional, obtuvo su lugar el Puebla.

En 1974, nuevamente se decidió aumentar el número de escuadras, esta vez de 18 a 20, pero no se canceló el descenso, San Luis cayó a segunda, mientras que el Tigres, el Potosino y el Curtidores, llegaron a Primera División.

En los torneos de PRODE 85 y México 86, también se canceló el descenso, aunque sí hubo ascenso, aumentándose así los equipos de primera a 21, por lo que al año siguiente, la 86-87, hubo doble descenso. En esta ocasión, cayeron a segunda el Cobras de Querétaro y el León. También en 94-95 abandonaron la Primera División dos equipos, TM Gallos Blancos y Correcaminos, reduciéndose el número de escuadras de 19 a 18 (un año antes, Ude G había desaparecido).



En 1988 se cancelaría el descenso otra vez,en esta ocasión por compra de franquicia. El Correcaminos compró a Coyotes Neza y así se mantuvo en primera. Lo mismo ocurrió en 1999, cuando Puebla adquirió al campeón de Primera “A”, el Unión de Curtidores, y así evito un descenso ganado a pulso.




Uno de los casos más vergonzosos en lahistoria del futbol mexicano ocurrió al final del Verano 2001, cuando, ante el inminente descenso del Atlante se decidió que aumentara a 20 nuevamente el número de equipos. Para salvar el pellejo, Potros tendría que jugar contra el Veracruz, entonces en Primera “A”. Atlante los superó 4-1 en el marcador global y así consiguió quedarse.

Un año después, en el Verano 2002, León tuvo la misma oportunidad, pero no pudo con Veracruz y cayó a la división inferior, a pesar de las intrigas de pantalón largo para mantenerlo en primera.




No fue hasta el Clausura 2013 en que secanceló el descenso nuevamente, en esta ocasión también por compra de franquicia. Querétaro fue el último porcentual, pero se quedó al comprar la franquicia de Jaguares, equipo que se mantuvo, con una nueva directiva, al comprar a su vez al San Luis. Tampoco hubo ascenso reglamentario ese año, pues La Piedad fue llevada al puerto jarocho con el fin de revivir al Veracruz.

El año pasado, debido a la preocupación de que equipos importantes como Atlas o Cruz Azul cayeran a la división inferior, se inventó una certificación arbitraria para el Ascenso MX, lo que dejó solamente 6 equipos con posibilidades de subir: Atlante, Bravos, Dorados, Leones Negros, Celaya y Atlético San Luis. Todos los demás sólo pelearían por un premio económico de 120 millones de pesos, misma cantidad que deberá depositar el último equipo de la Liga MX (en este caso Lobos BUAP), para mantener su lugar en la máxima categoría. Este año está cancelado el ascenso, mientras que Lobos sólo descendería si no paga la cantidad requerida. Por otro lado, ya se anunció que el descenso se eliminará en las siguientes dos temporadas. 

Triste decisión de la Liga MX, se abre el camino a más mediocridad y menos futbol.

Para más información, consulta estos otros links de nuestro blog:

Recuento de la compra-venta de franquicias en Primera División

La historia de la "liguilla del no descenso"

Los descensos "cancelados"

Las promociones

1 comentario:

  1. Cada día me decepciona más y más la liga MX, sobre cupo de extranjeros, ascensos y descensos manejados al gusto, compra de franquicias, reglas absurdas que de cualquier modo pueden ser cambiadas a modo de la situación actual.
    Existirá otra liga que se jacte de ser seria en la que ocurran los mismos manejos turbios?

    ResponderEliminar