Páginas vistas en total

lunes, 5 de diciembre de 2011

Por medio boleto


Está definido el duelo: Correcaminos y Reboceros se verán las caras en la lucha que otorga medio boleto de regreso a la Primera División como premio al ganador. Ambos equipos llegan después de una liguilla llena de emociones, goles, errores y dramatismo.


Hay que destacar, antes que nada, el gran acierto que ha tenido esta rama al modificar su formato de competencia en la instancia final: Aquí el ser superlíder no es sólo un dato frío que sirve para engrosar estadísticas; en esta división el terminar como puntero de la fase regular implica saltar la fase de cuartos de final y acomodarse automáticamente en semifinales, dejando que los equipos que ocupan los lugares 2 al 7 se despedacen por alcanzarlo. Un justo premio para el equipo más constante, y un aliciente que ha servido para que los superlíderes pueden pelear instancias definitivas, como es el caso actual.


A manera de antecedente, La Piedad y Correcaminos son dos conjuntos que ya saben lo que es jugar en Primera División: el cuadro michoacano ha estado presente en dos etapas, la primera fue durante la temporada 1952-53, en la que poco pudo hacer para terminar el último lugar y regresar a Segunda, de donde saldría campeón nuevamente hasta el torneo de Verano 2001, además que tuvo que ganarle la promoción por el Ascenso a los Gallos de Aguascalientes para así poder jugar dos torneos más en Primera: Invierno 2001 y el sorprendente Verano 2002, en donde terminaron como superlíderes, aunque fueron eliminados en la liguilla por quien a la postre sería campeón: el América. El conjunto universitario, por su parte, fue campeón de Segunda en la temporada 1986-87 ante la Universidad Autónoma de Querétaro, lo que les permitió debutar ese mismo año en la máxima categoría, misma de la que se irían un año después, pero se mantuvieron ahí al comprar a los “Coyotes” de Neza; por lo que pudieron quedarse en el máximo circuito hasta el año de 1995, cuando descendieron junto con el T. M. Gallos Blancos.


Por lo pronto, la final de este Apertura 2011 la jugarán los dos mejores equipos del torneo, el 1 y 2 de la tabla general. Aquí no se habla de “maldiciones” o de que el octavo lugar se cuele a la final; aquí se ha premiado la constancia y la determinación de quienes sueñan con volver a los lugares de protagonismo. La Piedad viene de una serie muy complicada ante León; la fiera venía de pasar sobre su archi-rival Irapuato, pero se topó con un equipo michoacano que se plantó bien como visitante y que incluso se dio el lujo de ser alcanzado tras una ventaja de 3 por cero; para finalmente meter 2 goles al final del partido de ida y llegar con una cómoda ventaja a su casa. Sin embargo, León parecía revivir con el 2-0 a favor en el juego de vuelta, pero -como suele sucederles a la hora buena-, dejaron que el rival anotara el gol que sepultará sus aspiraciones, al menos por 6 meses más.






En la otra serie, Neza y Correcaminos dieron una batalla sin tregua. La ida fue para los bureles por 2 a 1; pero el partido de vuelta en Ciudad Victoria tuvo tintes épicos. Neza se fue adelante al minuto 35 con un gol vía penal; y ya en el segundo tiempo el “Corre” tuvo la oportunidad de emparejar el marcador mediante la misma vía, pero el disparo fue bien atajado por Yair Urbina, el portero Nezatlense. Aún con todo eso el conjunto de la UAT no bajó los brazos y finalmente le bastaron 5 minutos para darle la vuelta al marcador y empatar el global, ventaja que fue definitiva puesto que por su posición en la tabla dicho empate les daba la clasificación.







Es un hecho que los juegos serán miércoles y sábado por reglamento, sólo habrá que confirmar los horarios. Veo en esta serie un duelo de poder a poder: por un lado el superlíder es un conjunto vistoso, que gusta de ir al frente y buscar varios goles; mientras que el sublíder es un equipo que sabe sobreponerse a las adversidades y las situaciones difíciles. Es improbable dar un ganador ante un panorama tan parejo, pero los Reboceros parten como ligeros favoritos por su semana de descanso, por el número de goles que acumularon en las semifinales y por el plantel con experiencia con el que cuentan. Pase lo que pase, dentro de ocho días tendremos a toda una ciudad festejando que han dado el primer paso –muy importante- para regresar a donde alguna vez pertenecieron: la Primera División. ¡¡Enhorabuena, mucha suerte a ambos, y que gane el mejor!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario