Páginas vistas en total

miércoles, 19 de noviembre de 2014

EL DEBUT DE CRISTANTE




Hernán Rolando Cristante Mandarino llegó a México en septiembre de 1993, traído por el entrenador toluqueño Roberto Silva (quién había sido portero de los “Choriceros” en los 70), sin embargo, no pudo quitarle la titularidad a Juan “El Venado” Gutiérrez, lo que, aunado a una grave lesión que le provocó el delantero americanista Pedro Pineda en un juego de reservas, causó que el argentino llegado del Gimnasia y Esgrima de la Plata no viera acción hasta cuatro meses después, e el 10 de enero de 1994, contra Puebla en la “Angelópolis”, cuando se jugaba la fecha 29 de la ya lejana temporada 93-94.



Toluca, que en ese momento hacía una gran campaña, se enfrentó a un alicaído Puebla, que pese a que era dirigido por Alfredo Tena, el “Capitán Furia” había perdido ya la mística que caracterizó al equipo durante los años ochenta e inicio de los 90.



Los “Diablos Rojos” no tuvieron rival ese día, aplastaron al equipo de “La Franja”, 4-0 en su propia casa, gracias a las anotaciones de Jorge Rodríguez (mundialista en 94), Arnulfo Tinoco y el polémico brasileño Nildeson Silva de Mello.

Estas fueron las alineaciones del encuentro:

PUEBLA: Pablo Larios; Antonio Gutiérrez, Gerardo González, Pablo Rodríguez e Ignacio Ruvalcaba; Alfonso Sosa, Gilberto Jiménez (Gerardo Mascareño), Milton Núnes “Zico” y Silmar Olindo (Alí Fernández); Narciso Cuevas y Dioney Carlos.

TOLUCA: Hernán Cristante; Jesús González, Arnulfo Tinoco, Alberto Macías y Horacio Humoller (Marcos Ayala); Jorge Rodríguez, Marcelino Bernal, Roberto Depietri y Blas Giunta; Nildeson Silva de Mello y Apolinar Cortés.



Cristante sólo jugaría otros tres partidos ese año. Sería prestado al Platense de su país y volvería a los “Diablos Rojos” para la temporada 95-96. Tras una campaña irregular se iría por dos años de Toluca y volvería en el Invierno 98 para, ahora sí, consolidarse como figura indiscutible del equipo mexiquense.






No hay comentarios:

Publicar un comentario