Páginas vistas en total

martes, 10 de abril de 2018

VEINTE AÑOS DE LA FINAL TOLUCA-NECAXA




Este 10 de mayo se cumplen 20 años de la final del Verano 98, la cual disputaron Toluca y Necaxa, quienes por cierto, ahora volverán a enfrentarse en la instancia decisiva, pero ahora en el torneo de Copa. Cabe recordar que aquella liguilla se jugó sin seleccionados, por lo que los equipos finalistas no contaron con algunos de sus integrantes más destacados. En el caso de los Diablos Rojos: Salvador Carmona y Jaime Ordiales. Con los Rayos, sin duda pesaron las ausencias de Luis Hernández y Cuauhtémoc Blanco.




Toluca, que había sido superlíder en el torneo regular, llegó a la final tras derrotar al Atlante (6-1, global) y al América (3-1 global). Necaxa, por su lado, fue sublíder y dejó en el camino al Santos (2-1, global) y al Atlas (3-2, global).

El juego de ida se realizó el 7 de mayo de 1998 en el Estadio Azteca, cuando los Rayos todavía jugaban en la capital. El partido fue cerrado, pero gracias a un gol de Pedro Pineda al minuto 56, Necaxa pudo ponerse en ventaja. Toluca no se rindió y logró igualar los cartones al ’76, gracias a Víctor Ruiz, pero faltando cinco minutos, nuevamente apareció Pineda e hizo el 2-1 con que concluyó la primera parte de la serie.
  Así jugaron ambos equipos:

NECAXA:
Adolfo Ríos; José Luis Montes de Oca, Eduardo Vilches, Sergio Almaguer, Octavio Becerril y Wagner De Souza (Carlos Pavón); Salvador Cabrera, Joaquín Del Olmo y Álex Aguinaga; Sergio Vázquez (Edson Alvarado) y Pedro Pineda. Entrenador: Raúl Arias.

TOLUCA:
Mario Albarrán; Adán Núñez, Alberto Macías, Omar Blanco y Antonio Taboada; David Rangel, Víctor Ruiz, Fabián Estay y Enrique Alfaro (Robert Forbes); José Manuel Abundis y José Saturnino Cardozo. Entrenador: Enrique Meza.




La vuelta se jugó el 10 de mayo en “La Bombonera” de Toluca. Había un ambiente espectacular, pues se esperaba un gran partido. Apenas se habían jugado 2 minutos cuando, gracias a José Luis Montes De Oca y Álex Aguinaga, el Necaxa ya tenía dos goles más de ventaja. Todo parecía acabado para los mexiquenses, quienes necesitaban de tres goles para empatar el marcador global. Sin embargo, apenas un minuto después, el lateral Antonio Taboada recortó la distancia y, antes de que acabara el primer tiempo, un José Manuel Abundis literalmente convertido en diablo, redujo la desventaja a una sola anotación.




En el segundo tiempo Necaxa no existió y, gracias a un segundo gol de Abundis al minuto 52, el marcador global quedo igualado en cuatro, pero aún faltaba que apareciera el Diablo Mayor, José Saturnino Cardozo, quien logró hacer un par de anotaciones más, dejando en un apabullante 5-2 el partido de vuelta y en 6-4 el de la final.




Estas fueron las alineaciones de este histórico partido, uno de los más memorables en la historia de nuestro futbol:

TOLUCA:
Mario Albarrán; Adán Núñez (Darko Vukic), Alberto Macías, Omar Blanco y Antonio Taboada; David Rangel, Víctor Ruiz, Fabián Estay y Enrique Alfaro (Manuel López Urzúa); José Manuel Abundis (Eugenio Villazón) y José Saturnino Cardozo. Entrenador: Enrique Meza.

NECAXA:
Adolfo Ríos; José Luis Montes de Oca, Eduardo Vilches, Sergio Almaguer, Octavio Becerril (José Manuel De la Torre) y Wagner De Souza (Carlos Pavón); Salvador Cabrera, Joaquín Del Olmo y Álex Aguinaga; Sergio Vázquez (Edson Alvarado) y Pedro Pineda. Entrenador: Raúl Arias.




No hay comentarios:

Publicar un comentario