Páginas vistas en total

lunes, 30 de julio de 2012

Un continente: Sentimiento Azulcrema

En Fútbol sin compromisos damos la bienvenida a una nueva pluma que se integra a este proyecto. A partir de hoy, los encuentros del Club América serán expuestos semana a semana bajo la lupa de Óscar Caram, aficionado azulcrema de toda la vida y bajo cuya óptica -tan objetiva como implacable- podremos seguir más de cerca a un grande del fútbol mexicano, tan amado por unos, como odiado por otros: las águilas. 


Apertura 2012, jornada 2: América 4-2 Jaguares
Estadio: Azteca


Por: Óscar Caram.

El cielo se cayó el sábado en el Estadio Azteca, y con la torrencial tormenta cayeron también los goles con los que América derrotó a Jaguares en la segunda jornada del torneo.
Las Águilas se presentaron en casa tras una derrota en la copa y un empate en la liga frente a Veracruz y Monterrey, en el inicio del campeonato.

Miguel Herrera modificó el parado del equipo en busca de afinar el sector ofensivo que ante Rayados lució lánguido y mandó a la cancha a Sambueza en lugar de Juárez. Cárdenas inició de lateral izquierdo para que Aldrete se colocara en la central junto a Mosquera y Pimentel. La alineación la completaron González en la portería, Aguilar, Molina, Medina, Montenegro y Benítez.
El equipo chiapaneco dirigido por el “Profe” José Guadalupe Cruz inició con Villaseñor, Martínez, Corral, Espinoza, Rodríguez, Rey, Noriega, Bedolla, Esqueda, Arizala y Castillo.

El partido comenzó intenso, llegadas de ambos lados con la balanza más inclinada a favor de Chiapas, El cabezazo de Rey al poste y las intervenciones de Villaseñor enmarcaron los primeros 30 minutos de buen futbol en la cancha del Azteca. El marcador se abrió para Jaguares con un pase a las espaldas de la zaga azulcrema que Rey convirtió en gol en un disparo cruzado que venció al arquero González. A partir de ese momento el dominio visitante se intensificó y culminó con una increíble falla de Castillo al minuto 40 frente a la portería americanista.


Jaguares pagó caro el error pues minutos más tarde recibió el gol del empate en un disparo potente de Benítez que se desvió en la pierna del defensa y se incrustó pegado al poste. El primer tiempo terminó 1-1.

La tormenta eléctrica que amenazaba al sur de la ciudad se descargó a cántaros sobre el Coloso de Santa Úrsula y cambió el rumbo del partido al comienzo de la parte complementaria. América se acopló mejor a la adversidad climática y dio vuelta al marcador en un servicio de Sambueza que Medina mandó a las redes con un toque preciso de primera intención. Inmediatamente Chiapas empató a dos tras una jugada atropellada en el área del local donde Bedolla incursionó con furia y empujó un balón dividido hacia la portería. El juego se tornó impreciso -pero no menos emocionante- durante los siguientes 25 minutos, en los que ambos conjuntos se aproximaron y disputaron fuerte el esférico. Las llegadas más peligrosas fueron a favor de las Águilas, quienes consiguieron irse nuevamente al frente en el marcador tras el cambio de Molina por López. Aguilar desbordó por derecha y mandó un centro preciso que Tony López remató con gran técnica para horadar la portería chiapaneca.


Con el marcador nuevamente a favor, la confianza azulcrema creció y con ello su futbol, la defensa contuvo eficazmente los embates de visitante y la ofensiva generó varias oportunidades de gol hasta que al final del encuentro, Benítez aprovechó el centro de Montenegro para marcar el cuarto gol del América y último tanto del partido, con un remate de cabeza al primer poste. Un partido con 6 goles y la victoria a favor de las Águilas siempre va a dibujar sonrisas en el rostro del aficionado azulcrema, aún cuando el trámite haya sido complicado.

A pesar de que aún hay detalles a mejorar en el funcionamiento del equipo, Miguel Herrera acierta en la estrategia ofensiva y con ello confirma la capacidad del equipo de remontar marcadores adversos, y consigue dominar por fin a aquel rival que tantas dolencias le causó durante el torneo pasado… el mal clima.


Fotografíass: tomadas de Mediotiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario