Páginas vistas en total

martes, 4 de septiembre de 2012

LA PRIMERA BATALLA CONTRA LOS TICOS


Antes de que el fútbol de Estados Unidos tuviera relevancia, el rival más fuerte para México en el área Norte y Centroamericana era Costa Rica. Los enfrentamientos entre ambos generaban una gran pasión, derivándose ésta a menudo en tremendas batallas campales. Se suele decir que es el clásico original de la CONCACAF, no obstante, “aztecas” y “ticos“ se enfrentaron por primera vez muchos años antes de que el ilustre Guillermo Cañedo fundara ese organismo en 1962, lo hicieron en la final de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en su edición de 1935, celebrada en El Salvador.

Cabe mencionar que en aquellos románticos tiempos, cuando todavía nuestro fútbol no entraba en la era profesional, el fútbol tico era de buen nivel, tanto que varios de sus jugadores, como Eduardo Goldoni, Santiago Bonilla y Antonio Hutt, militarían en equipos mexicanos, mientras que otro futbolista tico de aquellos años, Alejandro Morera, llegaría a jugar en el fútbol español.

La selección mexicana que compitió en ese torneo -que en realidad era el Necaxa reforzado- , había derrotado previamente a El Salvador (8-1), a Guatemala (5-1), a Cuba (6-1) y a Honduras (8-2). Según afirma Carlos Calderón Cardozo en La Selección Nacional, publicado por Editorial Clío, el primer partido entre “aztecas” y “ticos” se desarrolló de la siguiente manera:

“Ante un campo repleto, el Estadio Nacional vistió sus mejores galas para recibir a los contendientes. Las acciones fueron duras, casi siempre en media cancha y con pocas llegadas… A los 27 minutos, en una descolgada, “Pichojos Pérez logra el primer tanto mexicano. Costa Rica apretó la marca y logró llegar en varias ocasiones, pero la férrea defensiva comandada por Azpiri y Camarena evitó cualquier desaguisado. El marcador seguía mostrando el 1-0, cuando en el minuto 30 de la segunda parte Camarena hace un despeje hacia “Pichojos”, quien corre por todo el extremo y ante la arremetida de Villalobos, que lo marcó a lo largo del carril, manda un centro. “El Poeta” Lozano salta con destreza y conecta un fuerte remate de cabeza que deja sin oportunidad al guardameta Jones”.

Las alineaciones fueron las siguientes:

MÉXICO: Raúl “Pipiolo” Estrada; Antonio Azpiri y Lorenzo Camarena; Miguel Pizano, Felipe “Diente” Rosas e Ignacio “Calavera” Ávila; Vicente “Chamaco” García, Julio Lores (peruano naturalizado mexicano), Luis “Pichojos” Pérez, Hilario “Moco” López y Tomás “Poeta” Lozano. Su entrenador era Alfred C. Crowle, de origen inglés.

COSTA RICA: Mario Jones; Ricardo Barquero y Eduardo Goldoni; Santiago Bonilla, Carlos Villalobos y Jesús Rojas; Mario Sáenz, Walter Evans, Emanuel Amador, Aníbal Varela y Antonio Hutt.


Cabe señalar que, tres años después, en la siguiente edición de los Juegos Centroamericanos, México nuevamente enfrentó a Costa Rica en la final y, una vez más logró vencerlo, en esta ocasión 2-1. La última foto es del Necaxa porque era la base de ésta selección. El primero de iquierda a derecha es "El Poeta" Lozano, el de la boina, "Pichojos" Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario