Páginas vistas en total

miércoles, 27 de agosto de 2014

Carta abierta a Ricardo Salinas Pliego


Ricardo Salinas Pliego
Dueño y director de Grupo Salinas

PRESENTE

Antes que nada, permíteme hablarte de “tú”, aunque no te conozca. Quizá así pueda apelar al ser humano antes que al empresario, para comprender más a fondo una situación que afecta a millones de aficionados dentro y fuera de México, así como a uno de tus activos.

He sido aficionado al Morelia por 20 años. Todo empezó cuando mi papá me llevó a Ciudad Universitaria un viernes por la tarde. Ese día los Pumas le metieron una goliza de escándalo al entonces Atlético Morelia, un equipo que parecía destinado a descender. A pesar de ello mi cariño por los colores rojiamarillos fue creciendo enormemente, pues vi en esos hombres ganas de triunfo, de superación y de mantener vivo el legado deportivo de una ciudad y de un estado, el cual se remonta a mucho tiempo antes de que tú y yo naciéramos.

Mi infancia y mi crecimiento como aficionado al fútbol se dio entre la angustia de revisar cada semana la tabla de cocientes, el ninguneo de una prensa que nunca le ha dedicado gran tiempo al club, pocos ingresos y la presión por salir de una situación muy complicada en la que llevábamos tiempo sumergidos.

Sin embargo, un día de 1996 recibí con agrado y alegría la noticia de que Tv Azteca compraría al equipo. Gracias al apoyo y la inversión de tu televisora, Morelia pasó en pocos torneos de ser candidato al descenso a un cuadro protagonista; bien armado, con una buena estructura en fuerzas básicas y con nuevos logros. Dejé de ver hacia abajo y comencé a soñar con la parte de arriba: liguillas y títulos.

Nunca me gustó el cambio de identidad, nací siendo canario y el tener que transformarme en Monarca en plena adolescencia no me pareció algo atinado, pero lo acepté. Tampoco me gustó la idea de que se dejara el uniforme tradicional de lado; pero nunca dejé de comprarme cada año la nueva playera. Y el tiempo nos dio la razón: Bajo tu protección conseguimos el único título de liga para el club; vivimos una Copa Libertadores 2002 de ensueño en la que, de no haber sido por aquel movimiento de última hora por parte de los jerarcas de Conmebol, el duelo contra las águilas bien pudo haberse dado en la final.

Los años en los que has sido el dueño de Morelia han sido los más fructíferos en la historia del club: Una Liga, una Copa, una Supercopa, una Superliga; 3 finales de Liga, 3 Libertadores; jugadores llamados a Selección; presencia constante en la “fiesta grande”, un estadio de primer nivel, vaya… ¡Incluso fuimos ya sede de un mundial juvenil! Recuerdo muy bien que varias veces declaraste que Morelia era TU equipo, al que le vas, y ni siquiera el Jaguar te pudo convencer de lo contrario.


Pero todo cambió un día…

Cuando surgió la noticia de que comprabas al Atlas, la gran mayoría de nosotros, aficionados Morelianos, comenzamos a preocuparnos. Adquiriste un equipo con los mismos títulos y tal parece que –al estilo de cualquier familia- se ha vuelto tu consentido; y está bien, es la novedad.


¿Pero, y nosotros?

Quizá no seamos un club de convocatoria nacional, ¿pero ya se te olvidó que en Estados Unidos (donde inviertes gracias a Azteca América) la afición Monarca sólo es superada por la de Chivas y América? ¿Acaso no recuerdas que muchos michoacanos, aún y cuando no le van al Morelia o no viven en la capital, lo apoyan como su segundo equipo?

Quizá no seamos un club con mucho palmarés, ¿pero ya se te olvidó las tardes mágicas que presenciaste en el Morelos? ¿El gol de Chilena de Rey ante Chivas? ¿El gol de Sabah que nos mandó a la final del Clausura 2011? ¿Las humillaciones al América? ¿La goliza de 6-1 a domicilio a Toluca? ¿El gol de chilena de Valenciano en el Tec? ¿El penal y la euforia de Ramón Heriberto luego del penal del título en la “Bombonera”? ¿A Comizzo atajando un penal a Cardozo? ¿La locura que se desató en la ciudad durante el desfile por el campeonato?


¿Ya se te olvidaron los festejos de Tomás Boy, la serenidad de Tena, los goles de Navia, “Bofo”, Alex, “Mudo”, “Fantasma” y “Claudinho”? ¿La solvencia de mediocampistas como Almirón, Davino, “Tato”, “Pastor”? ¿Ya se te olvidó que de la cantera que ayudaste a forjar surgieron los Heriberto Ramón Morales, Carlos Morales, Ever Guzmán, Adrián Aldrete, Moisés Muñoz y más recientemente Zárate, Zamorano y Rodríguez? ¿Las atajadas de Comizzo? ¿Las coberturas de Darío Franco, “Pampa” o Nasuti? ¿La llegada de figuras de élite como Egidio Arévalo o Jefferson Montero?

Yo nunca he sido crítico mordaz de la multipropiedad, porque entiendo que es un tema que rebasa lo futbolístico. Se que en México son pocas las personas con los recursos necesarios para mantener las exigencias y gastos que implica tener un equipo de Primera División, y para que esto se erradique, primero tiene que mejorar sustancialmente México en materia económica. Por eso elaboro una serie de peticiones a nombre de todos los que portamos con orgullo los colores de Monarcas Morelia, pues nos duele en demasía la situación actual, pero aún estamos a tiempo de que se resuelva de la mejor manera.

  • Equidad: Si tienes 2 equipos en Primera, trata de no favorecer y proteger más a uno antes que al otro. Tus recursos te dan –y sobran- para que tengas 2 equipos igualmente competitivos y balanceados.
  • Reforzar los proyectos: Es loable lo que se pretende hacer con el proyecto de la cantera, pero tristemente el formato de nuestra liga no es compatible con esas ideas. Voltea a ver lo que es Chivas hoy en día: se la juegan con chavos y están más cerca que nunca de descender. Si bien el proyecto debe continuar, los jóvenes deben estar arropados por jugadores de experiencia y calidad comprobada, que los guíen, orienten y encaminen para que sean las figuras de un futuro próximo. No podemos pedirles que carguen con la responsabilidad completa de un equipo del máximo circuito.
  •  Por lo mismo, también es de vital importancia que ya se planifique el próximo semestre. Se juega una Libertadores más en nuestra historia y no soportaría un nuevo fiasco, por eso desde ahora hay que pensar en nombres y refuerzos DE CALIDAD, para tener un plantel vasto y poder competir contra los mejores de Sudamérica. Yo vivo en el DF, y pienso ir a todos los partidos que pueda de la próxima Copa, piensa en ello durante tu próxima junta de trabajo.
  • Limpiar la directiva: Ricardo Campos es un hombre de casa y siente los colores, pero los puestos administrativos no son lo suyo. Espero que haya gente con mayor capacidad que él o Pablo Boy para ocupar esos puestos. ¿A dónde puedo mandarte mi CV?

En fin, mis peticiones no son muy diferentes a las de cualquier otro aficionado al Morelia que vayas a encontrarte en cualquier lado. Somos una afición fiel, exigente y que nos gusta el buen fútbol. Tenemos historia, somos de tradición y todo lo que hemos ganado ha sido por sudor y esfuerzo propios, no hemos tenido necesidad de actuar de manera tramposa (comprando franquicia, por ejemplo, algo detestable) y nos hemos ganado a pulso un lugar dentro de la Primera División de México; lugar que me dolería mucho ver perdido.

No todo son quejas y reclamos: Desde el año pasado di gracias por el regreso de la franja roja al uniforme, por las mejoras al Estadio, por la gran cantidad de escuelas de formación que hay en el Estado, por los programas sociales en los que se involucran y por todo lo que el equipo representa en ganancias para la ciudad: desde fuentes de empleo hasta una razón más para hacer turismo en la entidad.

Has llevado los colores del Morelia como una más de tus empresas por casi los mismos años que llevo yo de ser aficionado. Has creado un cuadro al que sólo le faltan más estrellas en el escudo para poder ser de época; levantaste un club al borde del descenso y le enseñaste a disfrutar de ese irresistible y delicioso néctar que te da un campeonato; has traído a jugadores de primer nivel; has aguantado con nosotros a pesar de que adoptaste a otros “hijos”… No podemos borrar todo el bien que le has hecho al Morelia, y por eso duele aún más el vivir la situación actual (es oficialmente el peor torneo que le he visto al club en mi vida; y eso que sólo van 6 partidos).

Y a ello apelo, como colofón, para que tomes la mejor decisión en torno a este club; que tú sigas ganando como empresario, y nosotros como aficionados. Si piensas quedarte con el club, por favor trátalo igual que al nuevo adoptado; si decides venderlo que sea a gente seria, responsable, que lo mantengan en la plaza y se preocupen por mantener intacto el legado del equipo, legado en el que TÚ tiene mucho que ver.


Por el cariño a los colores, por el respeto que como afición nos merecemos y por los buenos tiempos vividos juntos te pido, Ricardo, que no dejes que el Morelia se hunda más; su historia y su prestigio –el tuyo incluido- van de por medio en todo esto.

Atte.
Juan Francisco Santoyo, en nombre de todos los aficionados de Monarcas/Atlético Morelia.


10 comentarios:

  1. Gran carta, sensible, directa, sin rodeos. No dramatiza, ni revienta, solo expresa lo que un aficionado siente cuando está impotente de no poder tomar mejores decisiones. Es una realidad que Monarcas se ha superado en muchos aspectos, pero también es que en la actualidad le han dado la espalda y la han manejado de manera absurda. Mencionas que la multipropiedad no es tan malvada pero no se han dado cuenta que por darle tanto al nuevo capricho (Atlas) se está descuidando un trabajo que iba marchando bien, un proyecto que tenia cimientos y estructura. De seguir la misma sintonía puede que el Sr. Ricardo Salinas se quede con dos equipos del montón. O los dos por igual como mencionas en la equidad o ninguno. Hay rumores en las redes sociales que quiere deshacerse de Monarcas Morelia lo cual no sé hasta dónde sería una buena o mala decisión. Te felicito Cacho, pocas veces he leído una opinión que mencione de manera tan particular el sentir de un aficionado. Si los directivos escucharan más a la gente que quiere los colores de su equipo y que siempre está a pie del cañón, sin lugar a dudas tendríamos un fútbol no tan amargo ni tan absurdo como el que tenemos en la actualidad.

    ResponderEliminar
  2. muy buena carta! excelente redacción! te felicito plasmaste todo lo que sentimos los morelianos, y de una manera muy amable, espero esta carta llegue a manos del señor Ricardo, solo te falto poner como ejemplo en la multipropiedad, que voltee ver los equipos del sr slim , pachuca y leon , hermanos y a ninguno se le hace el feo! , igualmente reforzados!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te equivoques, siempre hay uno preferido. Son negocio, no hijos para quererlos todos por igual.

      Eliminar
  3. No tengo nada más que decir que no hayas dicho en esta carta, escribiste todo lo que cualquier buen aficionado del Morelia quiere decir en estos días tan difíciles, mis respetos y muchos saludos para ti Juan Francisco y espero que esta carta le llegue al corazón al señor Ricardo Salinas y se haga algo para que el equipo mejore

    ResponderEliminar
  4. Concuerdo con todos y cada uno de los puntos expresados y reitero mi apollo al club y hago hincapié en que no se deje caer mas al club.

    ResponderEliminar
  5. Muy lindo lo que escribes pero en 2 años Monarcas tendra que ser vendido...

    ResponderEliminar
  6. Cómo olvidar aquella Libertadores 2002, partido de vuelta en el Estadio Azteca, el día en que Adolfo Ríos se sublimó y se convirtió en ídolo del americanismo.

    Con respecto a su carta, poco que decir, más que felicitarle por exponer el sentir de un aficionado que ve cómo le han desecho a su equipo, todo ello con respeto y educación, bien expresada, reconociendo logros y fallos, más aún sin caer a lo visceral o cursi, que suele ser el común en el discurso del seguidor mexicano.

    Ojala por el bien de la afición michoacana, en el futuro se deje el equipo en manos competentes, que invierta bien y a consciencia, y no solo vea al fútbol como un simple negocio o escaparate mediático.

    Saludos.

    ResponderEliminar